PONENTE JAIME VILAR ALEJO. Dermatólogo en Innova Medica y H.U. Dr. Negrín.
Volver a TALLERES Volver a TALLERES Taller: Dermocosmética
SÁBADO 5 11:30 - 13:00 h.
T23
La   dermatología   es   una   especialidad   médica   de   vital   importancia   porque   se   encarga   del   estudio   y   del   cuidado   de   la   piel.   La   piel   además de   servirnos   como   barrera   contra   las   agresiones   externas   es   nuestro   método   de   presentación   y   relación   con   nuestra   especie,   por   lo   que su cuidado, y su aspecto cada vez tiene más importancia en nuestra sociedad. Es    en    este    proceso    donde    el    dermatólogo    se    muestra    como    un    especialista inmejorable   para   aconsejar,   prevenir   y   sobre   todo   diagnosticar   si   es   preciso   cualquier enfermedad   que   pueda   presentar   el   paciente.   En   el   cuidado   cosmético   de   la   piel   el primer   paso   siempre   debe   ser   descartar   la   presencia   de   alguna   enfermedad   cutánea que   nos   obligue   a   tratar   al   paciente,   y   diferenciar   específicamente   el   tipo   de   lesiones   o consulta   realizado,   para   una   vez   obtenido   un   diagnóstico   correcto   aconsejar   el   mejor tratamiento posible. Unas    de    las    consultas    más    frecuentes    lo    constituye    la    caída    del    pelo    siendo importante   aconsejar   a   los   pacientes   adecuadamente   sobre   los   posibles   tratamientos de   la   caída   del   pelo   científicamente   probados,   descartando   sobre   todo   la   publicidad engañosa. Otro   tema   de   vital   importancia   son   las   manchas   faciales,   como   los   léntigos   solares que   responden   muy   bien   al   laser   y   el   melasma,   o   manchas   relacionadas   con   las hormonas    que    responden    peor    al    láser    y    mejor    al    tratamiento    con    mascarillas despigmentantes y fórmulas magistrales de farmacia. Para   las   arrugas   de   expresión   la   toxina   botulínica   constituye   un   tratamiento   perfecto,   y para    los    procesos    de    pérdida    de    volumen    y    descolgamiento    faciales    el    ácido hialurónico,    entre    otras    sustancias    de    relleno,    los    hilos    tensores    e    incluso    las minicirugías    correctoras    pueden    tener    un    papel    fundamental.    En    ocasiones    las pacientes   se   quejan   de   pérdida   de   luminosidad   facial,   para   lo   que   se   puede   tratar   con dispositivos   láseres   tipo   luz   pulsada   o   también   con   mesoterapia   ya   sea   de   vitaminas   o utilizando plasma del paciente ricos en factores de crecimiento plaquetarios. Para   lesiones   tipo   queratosis,   verrugas,   lunares,   angiomas   rubíes   (puntos   rojos),   que   sin   representar   malignidad   desea   eliminar   para mejorar su aspecto, hay numerosas técnicas mediante las que se puede extirpar: láseres, bisturí eléctrico o cirugía convencional. Otro   motivo   de   consulta   que   afecta   también   a   la   dermocosmética   es   la   eliminación   del   vello   no   deseado.   En   la   actualidad   con   los nuevos dispositivos láseres y con la supervisión dermatológica prácticamente cualquier tipo de pelo se puede eliminar. En   ocasiones   hay   pacientes   que   desean   mejorar   su   aspecto   corporal,   eliminando   algunas   zonas   de   grasa   localizada   que   con   dietas correctas    y    ejercicio    físico    muestran    dificultad    para    ser    mejoradas.    Para    esas    demandas    hoy    en    día    disponemos    de    algunos tratamientos    como    sustancias    inyectables    y    terapias    compresivas    como    la    presoterapia    que    consiguen    mejoras    sustanciales    de depósitos indeseados de grasa corporal. Por   último,   dentro   de   este   pequeña   introducción   a   los   tratamientos   que   encuadran   la   cartera   de   servicios   de   la   dermocosmética podemos   hablar   de   la   desaparición   de   las   indeseables   venas   y   telangiectasias   en   las   piernas,   arañas   vasculares   que   afean   la   presencia de   nuestras   extremidades,   y   que   siempre   que   se   descarte   previamente   la   patología   del   sistema   venoso   profundo   pueden   mejorarse   ya sea mediante tratamientos de esclerosis venosa con microespuma o directamente con la utilización de algunos dispositivos láseres.