CINE Y SALUD
“El amor por encima de todo”  Mozart y la Ballena (2005) PELÍCULA RECOMENDADA POR CINE Y SALUD Título original: Mozart and the whale. Dirección: Petter Naess. País: EEUU. Año: 2005. Duración: 92 min. Género: Comedia romántica. Interpretación: Josh Hartnett (Donald Morton), Radha Mitchell (Isabelle Sorenson), Gary Cole (Wallace), Allen Evangelista (Skeets), Sheila Kelley (Janice), Erica Leerhsen (Bronwin), John Carroll Lynch (Gregory), Nate Mooney (Roger), Rusty Schwimmer (Gracie), Robert Wisdom (Blume). Productora: Millennium Films / Equity Pictures Mediafonds / Robert Lawrence production. Guión: Ronald Bass. Música: Deborah Lurie. Fotografía: Svein Kroevel. Distribuidora: Filmax. Estreno en USA: 14 de abril de 2006. Estreno en España: 12 de diciembre 2006 SIPNOSIS Historia   de   amor   sobre   una   pareja   que   sufre   distintas   formas   de   autismo   que   van   acompañadas   de   disfunciones emocionales   lo   cual   puede   hacer   fracasar   su   relación.   Donald   (Josh   Hartnett),   un   joven   taxista   obsesionado   con los   pájaros   y   con   el   cálculo   numérico,   padece   el   Síndrome   de Asperger,   y   su   vida   se   rige   por   estrictos   patrones   y rutinas.   En   sus   ratos   libres   dirige   a   un   grupo   de   personas   que   sufren   ese   mismo   síndrome.   La   llegada   al   grupo de la bella y compleja Isabelle (Radha Mitchell) dará un vuelco en su vida y a su corazón. CRÍTICA Este   film   trata   sobre   la   relación   de   pareja   de   dos   jóvenes   con   autismo.   Donald   (Josh   Hartnett)   forma   un   grupo   de personas   con   discapacidades   psíquicas   con   el   fín   de   ayudarse   los   unos   a   los   otros.   Un   día   se   incorpora   al   grupo una   persona   nueva,   Isabelle   (Radha   Mitchell).   Es   una   chica   desinhibida   de   la   que   poco   a   poco   se   acaba enamorando   Donald.   Sin   embargo,   la   enfermedad   de   ambos   hace   que   su   historia   de   amor   no   sea   del   todo   fácil. El   título   de   este   film   hace   referencia   a   los   disfraces   que   ambos   se   ponen   la   noche   de   Halloween:   Donald   se   viste de ballena, e Isabelle de Mozart. Ambos se sienten muy identificados con lo que representan estos trajes. Toda   la   historia   está   ambientada   con   una   B.S.O   muy   variada   y   pegadiza   que   ayuda   a   dinamizar   el   humor   negro que destaca en todo el guion. “Locos   de   amor”   título   que   también   recibió   esta   película   en   nuestro   país   está   inspirada   en   la   historia   real   de Jerry   Newport   y   Mary   Meinel.   «Si   algo   hay   que   yo   no   he   tenido   nunca   es   gracia   natural»,   declaró   públicamente en   alguna   ocasión   Newport.   «Supongo   que   eso   es   parte   de   mí   y   que   siempre   he   sentido   que   me   faltaba,   y   que todo   el   mundo   que   me   rodeaba   parecía   tener,   ese   sentido   natural   de   saber   cuándo   tenía   que   hablar   y   lo   que tenía que decir». Según   refiere   Jerry   acudió   un   día   al   cine,   después   de   haber   pasado   una   fuerte   depresión   y   de   haberse   quedado sin   amigos.   Fue   a   ver   la   oscarizada   película   “Rain   Man”   (1988).   El   personaje   que   interpretaba   Dustin   Hoffman, Raymond   Babbitt,   tenía   un   don   especial   para   el   cálculo.   Jerry   descubrió   en   aquel   cine   que   él   también   lo   tenía. Cuando   alguien   de   la   película   le   preguntó   a   Babbitt   cuántos   eran   4.343   por   1234,   Jerry   sabía   la   respuesta,   « 5.359.262».   «Lo   dije   antes   que   Raymond   reconoció   Jerry.   La   gente   que   estaba   delante   de   mí   en   el   cine   se   dio   la vuelta.   Y   entonces,   ¡me   di   cuenta   de   este   don!».   Entonces   leyó   todo   lo   que   pudo   sobre   el   autismo   y   acudió   al Departamento   de   Psiquiatría   de   la   Universidad   de   California   en   Los Angeles,   más   conocida   como   UCLA,   donde le   diagnosticaron   Síndrome   de Asperger.   Entonces   fue   cuando   creó   un   grupo   de   adultos   autistas   y   en   una   de   las reuniones   conoció   a   Mary   Meinel,   una   autista   "savant".   Mary   puede   escribir   música   empezando   desde   la   última nota   en   la   última   página   y   hacia   atrás   (según   relata   la   partitura   ya   está   escrita   en   su   cerebro).   E   incluso   es capaz    de    tocar    instrumentos    musicales    sin    haber    recibido    ninguna    lección    previa.    Lamentablemente,    su matrimonio no duró para siempre….como la vida misma. Autismo El   autismo   es   un   trastorno   del   neurodesarrollo   que   se   caracteriza   por   dificultades   en   tres   áreas:   una   primera   -   la comunicación.    Comunicarse    implica    mandar    y    recibir    códigos    utilizando    el    mismo    canal    que    nuestros interlocutores.   El   canal   es   el   lenguaje   verbal   y   no   verbal.   Cuando   Donald   pregunta   a   Maggie   “¿cómo   te   sientes?” Y   ella   responde   con   una   sonrisa:   “triste”.   Si   alguien   sonríe   ante   una   noticia   triste   nos   está   comunicando   que   no lo   lamenta   en   absoluto,   pero   si   lo   hace   una   persona   con   autismo,   quizás   es   que   su   código   no   verbal   (los   gestos) le   resulta   extremadamente   complejo.   Tiene   que   aprenderlo   como   quien   aprende   las   costumbres   inapropiadas   o apropiadas   de   una   cultura   que   no   es   la   suya.   Es   interesante   también   observar   en   el   film   como   algunos personajes hablan con un tono de voz, muy alto o muy bajo y otros utilizan el mismo tono. Por   su   parte,   Donald   es   prácticamente   incapaz   de   mirar   a   ninguna   persona   a   los   ojos,   lo   que   se   hace   muy palpable   en   la   escena   de   la   entrevista   de   trabajo.   Hay   unos   momentos   en   los   que   parece   que   va   a   dar completamente   la   espalda   a   la   persona   que   lo   está   entrevistando.   Los   recursos   habituales   que   usamos   cuando deseamos   agradar   a   alguien   en   él   no   están   suficientemente   “entrenados”.   Para   conseguir   mejorar   esta   área   en Donald   y   otras   personas   en   su   situación   sería   la   de   trabajar      sobre   la   capacidad   de   aprendizaje   para   mejorar estás dificultades. El   segundo   área   de   dificultad   de   las   personas   con   autismo   es   la   capacidad   para   establecer   relaciones   con   otros, para   hacer   amigos   y   mantener   relaciones.   La   creación   de   un   grupo   de   personas   con   Síndrome   de   Asperger   es algo   fantástico.   En   España   estos   grupos   se   fomentan   y   se   gestionan   en   muchos   casos   desde   las   asociaciones de   familiares,   fundaciones   y   gabinetes   privados.   En   la   película   podemos   observar   como   aquellos   que   han   hecho algunos   “aprendizajes”   con   respecto   a   las   habilidades   sociales   o   cómo   relacionarse   con   los   demás   los   utilizan   y comparten con el resto del grupo con mayor o menor acierto. La   tercera   área   de   dificultad   de   las   personas   con   Trastornos   del   Espectro   Autista   (TEA)   es   la   dificultad   en imaginación,   lo   que   implica   planificar,   tomar   decisiones,   ponerse   en   el   lugar   del   otro,   anticiparse   a   un   cambio. Donald   en   un   momento   de   la   trama   quiere   conservar   la   cortina   de   su   baño,   la   distribución   de   las   cosas   en   su casa   y   es   incapaz   de   gestionar   de   forma   adecuada   los   cambios   realizados   por   Isabelle.   La   dificultad   para   pedir ayuda,   tomar   decisiones,   saber   qué   hacer   o   pensar   lleva   a   situaciones   disfuncionantes   como   abandonar   el   taxi sin   dar   explicación   alguna   o   buscar   recursos   para   saber   qué   decir,   cómo   actuar   tomando   como   referencia modelos de series televisivas, frases de otros, etc. Sin   embargo,   el   personaje   de   Isabelle   es   muy   distinto.   En   verdad   todos   los   componentes   del   grupo   son   muy diferentes   entre   sí   aunque   tengan   las   mismas   áreas   de   dificultad.   Esto   es   real,   cada   persona   es   única   e irrepetible   con   intereses   e   inquetudes   diferentes.   Isabelle   a   diferencia   de   Donald   y   otros   miembros   del   grupo parece   haber   adquirido   muchas   habilidades.   Es   un   personaje   muy   enérgico,   con   mayor   capacidad      que   el   resto de   sus   compañeros   para   tomar   decisiones,   mira   a   los   ojos,   es   creativa,   analiza   sus   propias   emociones   y   sus dificultades.   No   obstante,   aunque   parece   tener   habilidades   para   decidir   lo   que   quiere   y   sobre   todo   expresar   lo que   siente,   a   veces   no   lo   lleva   a   cabo   de   forma   adecuada.   El   espectador   descubre   la   enorme   conciencia   con   la que   habla   de   sus   dificultades.   Esto      puede   hacerle   dudar   del   diagnóstico   de   autismo.   Esto   puede   pasar   en   la realidad   y   hacer   que   personas   con   Síndrome   de Asperger   convivan   con   sus   dificultades   de   por   vida   sin   apoyos adecuados   porque   no   se   ha   detectado   esté   trastorno.   Como   ocurre   en   muchas   enfermedades,   y   más   en   el ámbito de la psiquiatría el infradiagnóstico es elevado. Otro   aspecto   a   destacar   de   esta   es   la   percepción   sensorial.   Isabelle   no   puede   soportar   el   sonido   metálico,   es como   machacar   sus   oídos   con   una   apisonadora.   Escuchar   ese   sonido   representa   para   Radha   una   agresión directa.   Todos   percibimos   la   realidad   de   un   modo   diferente,   para   algunas   personas   es   intolerable   el   chirriar   de una   puerta,   el   sabor   amargo   de   un   limón,   la   música   alta,   el   olor   a   tabaco.   Las   personas   con   autismo   a   veces tienen   mayor   o   menor   sensibilidad   para   percibir      todos   estos   estímulos,   lo   que   en   ocasiones   tiene   connotaciones positivas como la extrema capacidad para reproducir sonidos de la protagonista. Estas    personas    suelen    tener    áreas    en    las    que    destacan    y    que    perfeccionan    al    máximo    dentro    de    sus posibilidades.   Aún    y    todo    más    del    50%    de    las    personas    con    autismo    presentan    discapacidad    intelectual asociada   y   no   han   desarrollado   un   lenguaje   verbal   correcto   o   el   que   tienen   resulta      muy   escaso,   o   disfuncional como   las   ecolalias   que   se   observan   en   la   película   en   varios   de   los   personajes.   Maggie   por   ejemplo   acaba muchas   frases   con      “eso   es   seguro”.   Las   ecolalias   incluso   pueden   ser   repeticiones   de   anuncios   o   frases   dichas por otras personas, presentadores, canciones… Otro   aspecto   a   analizar   es   el   personaje   de   la   psiquiatra.   Es   un   personaje   que   aparece   de   forma   breve   en   la película,   aunque   está   presente   de   modo   sútil   prácticamente   desde   el   inicio   de   la   misma.   Su   intervención   se justifica   por   lo   peligrosa   que   resulta   la   tentativa   de   suicidio   de   Isabelle.   La   doctora   se   inclina   por   la   ruptura   de   la relación   de   pareja.   Todo   ello,   lo   transmite   de   un   modo   frío   y   cerebral.   Sin   embargo,   representa   de   alguna manera   la   necesidad   de   intervención   y   de   apoyo   especializado   en   momentos   críticos   como   se   representa   en   el film.   Síndrome del Savant Se   conoce   como   Síndrome   del   savant   o   savantismo   a   un   conjunto   de   síntomas   cognitivos   anómalos.   Estos individuos    son    denominados    savants,    normalmente    traducido    como    "sabios",    siendo    la    traducción    literal "sabedores"   (sapientes).   Son   personas   con   una   memoria   excepcional.   Según   diversos   estudios   la   mayoría   de los   que   sufren   este   síndrome   tienen   alteraciones   en   el   hemisferio   izquierdo   de   su   cerebro,   compensando   el hemisferio   derecho   desarrollando   nuevas   capacidades.   Algunos   investigadores   indican   que   los   rasgos   y   las habilidades   autísticas   del   savant   pueden   estar   ligados.   Isabelle   sería   una   clara   representante   de   esta   forma   de autismo, aunque no todos los expertos reconocen esta forma . Por Belén Alonso, Médico Internista.
Cartél Oficial de la película.
Por BELÉN ALONSO, Médico Internista.
Ir al listado de Películas Ir al listado de Películas