CINE Y SALUD
Una prueba de amor AMOUR (2012) PELÍCULA RECOMENDADA POR CINE Y SALUD Título original: Amour. Dirección: Michael Haneke. País: Francia, Alemania, Austria. Año: 2011. Duración: 124 min. Género: Drama. Interpretación: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, William Shimell, Ramón Agirre, Rita Blanco, Alexandre Tharaud, Laurent Capelluto, Carole Franck. Productora: Les Films du Losange/X-Filme Creative Pool/Wega Film/France 3 cinéma/ARD degeto/Bayerischer Rundfun/ Westdeutscher Rundfunk/Canal +/France televisions. Guión: Michael Haneke. Música: Ludwig van Beethoven, Johann Sebastian Bach, Franz Schubert. Fotografía: Darius Khondji. Distribuidora: Golem. Estreno en USA: 19 de diciembre de 2012. Estreno en España: 11 de enero de 2013 SIPNOSIS George   y   Anne,   con   ochenta   cumplidos,   son   dos   profesores   de música   clásica   jubilados   con   una   gran   cultura   a   sus   espaldas.   Su   hija   también   se   dedica   a   la   música   y   vive   fuera de   Paris   con   su   familia.   Un   día,   Anne   sufre   un   infarto   cerebral,   motivo   por   el   cual   ingresa   en   un   hospital.   Al volver   a   casa,   tiene   un   lado   del   cuerpo   paralizado   y   la   firme   intención   de   que   pase   lo   que   pase   no   quiere regresar   al   hospital.   El   “amor”   que   tanto   ha   unido   a   la   pareja   durante   años   será   puesto   a   prueba   a   partir   de   ese momento. CRÍTICA Impactante   película   de   Michael   Haneke   sobre   la   ancianidad,   los   achaques,   la   enfermedad   y   el   sufrimiento,   así como   “la   forma”   de   encararlos.   “Amour”   resultó   ganadora   de   la   Palma   de   Oro   del   Festival   de   Cannes   2012   y considerada   entre   otros,   como   mejor   película   europea   en   los   Premios   del   Cine   Europeo   y   mejor   película   de habla   no   inglesa   por   la   Sociedad   Nacional   de   Críticos   de   Cine   de   Estados   Unidos.   La   situación   que   Haneke describe   en   su   film   es   sencilla,   un   anciano   cuida   a   su   esposa,   ella   está   cada   vez   peor,   y   a   él   le   cuesta   cada   vez más   prodigarle   los   cuidados   que   precisa;   la   hija   sufre   por   todo   ello,   pero   tiene   su   vida   en   otra   ciudad,   la   atención de   las   enfermeras   en   el   hospital   no   siempre   es   la   mejor   mientras   que   la   visita   de   un   pupilo   de   antaño   venido   a más   puede   deprimir   más   que   animar.   Así   el   resultado   final   de   este   proyecto   es   que   Jean-Louis   Trintignant   y Emmanuelle   Riva   están   soberbios   como   marido   y   mujer,   mientras   que   Isabelle   Huppert,   aunque   breve   en   papel de hija, también da lo mejor de sí misma. Es   admirable   cómo   su   director   consigue   envolvernos   en   este   proyecto   protagonizado   por   dos   personas   buenas, mayores   y   cultivadas      que   se   siguen   amando   tras   muchos   años   de   matrimonio.   Se   presenta   como   tercer protagonista   una   “situación   difícil”,   donde   el   dolor   y   la   enfermedad   carecen   de   sentido,   y   el   peso   del   día   a   día aplasta,    deprime    y    rompe    los    nervios.    Haneke    no    juzga,    sino    que    ofrece    una    historia    desgastadora    de decadencia   y   caída,   que   invita   a   pensar   y   a   reflexionar   sobre   el   amor,   el   sufrimiento   y   el   sentido   de   la   vida,   entre otros. Una película especialmente dirigida a los cuidadores y cuidadoras de enfermos. El   afamado   cineasta   austríaco   sabe   recrear   en   “Amour”   un   escenario   muy   real   de   cansancio,   agotamiento   e impotencia,   ante   un   problema   grave   e   irreversible   de   salud   en   la   que   no   cabe   otra   cosa   que   el   amor;   imágenes como   los   revoloteos   de   la   paloma   o   los   momentos   de   intercambio   con   el   portero,   ayudan   a   ello.   Sin   embargo, por   momentos   el   concepto   amoroso   resulta   esquivo,   y   ante   una   situación   límite   puede   conllevar   a   un   nuevo estado   en   sus   personajes   y   en   el   propio   espectador,   la   desesperación.   La   película   ya   anuncia   lo   que   va   a   ocurrir desde   el   arranque   de   la   película,   en   que   la   policía   y   los   servicios   médicos   irrumpen   en   una   casa,   en   un dormitorio   sellado,   para   encontrar   el   cuerpo   sin   vida   de   una   anciana   rodeada   de   pétalos   de   flores.   El   resto   de   la película está dedicado a explicar cómo se ha llegado a tal escenario. Nos   interesa   destacar   por   último   “la   decisión   de   Anne”   (título   de   otra   afamada   película   que   trataremos   en   esta sección).   Anne   como   paciente   lo   tiene   muy   claro,   desde   el   alta   médica,   bajo   ningún   concepto   y   aunque   haya recaídas   quiere   volver   a   ingresar   en   un   hospital.   Incluso   en   un   momento   de   la   película   pide   a   su   marido      que pase   lo   que   pase      le   prometa   que   “no   volverá   al   hospital”.   Por   ello   y   ante   la   negativa   de   la   protagonista   al “reingreso   hospitalario”   asistiremos   a   lo   largo   de   la   película   a   los   cuidados   hospitalarios   en   casa   o   lo   que   es   lo mismo, veremos “el hospital en casa” Hospitalización a Domicilio La    Hospitalización    a    Domicilio    (haD)    es    una    modalidad    asistencial    capaz    de    realizar    en    el    domicilio procedimientos    diagnósticos,    terapéuticos    y    cuidados    similares    a    los    dispensados    en    un    hospital.    Es proporcionada   por   profesionales   de   la   salud   especializados,   durante   un   período   de   tiempo   limitado,   a   pacientes que   de   otra   manera   habrían   precisado   atención   en   un   hospital   de   agudos   en   cualquiera   de   sus   áreas.   Éste   es uno   de   los   aspectos   diferenciales   de   la   hospitalización   a   domicilio   respecto   a   la   asistencia   domiciliaria   basada en   la Atención   Primaria,   orientada   hacia   los   cuidados   a   largo   plazo,   las   medidas   preventivas   y   la   educación   para la salud. La   Had   puede   definirse   como   el   abordaje   del   paciente   en   su   domicilio   con   la   misma   complejidad,   intensidad   y duración   que   en   el   hospital.   Se   basa   en   ofrecer   un   trato   personalizado   mediante   el   traslado   de   un   médico,   una enfermera   y/o   fisioterapeuta   especializado   al   domicilio   del   paciente   donde,   además,   se   puede   disponer   de distinto   material   médico   para   llevar   a   cabo   curas   complejas   o   la   posibilidad   de   realizar   diferentes   procedimientos como   la   extracción   de   sangre,   recogida   de   muestras   biológicas   o   la   realización   de   una   paracentesis   evacuadora (extraer   líquido   abdominal   cuando   sea   preciso   en   determinadas   patologías   o   enfermedades.   El   haD   pretende realizar   dos   funciones   que   son   complementarias:   por   un   lado,   reducir   o   incluso   sustituir   la   estancia   hospitalaria cuando    el    paciente    es    trasladado    tempranamente    a    su    domicilio;    por    otro,    prevenir    nuevos    ingresos    al diagnosticar y tratar episodios directamente en el domicilio, como es el caso de la película. La   hospitalización   a   domicilio   fue   iniciada   en   el   Hospital   Guido   Montefiore   de   Nueva   York   en   1947   con   la finalidad   de   descongestionar   el   hospital,   encontrar   un   clima   psicológico   más   favorable   para   el   enfermo   y   paliar las   dificultades   debidas   a   la   ausencia   de   seguro   médico   en   los   estratos   más   bajos   de   la   sociedad.   Desde entonces,   los   hospitales   han   incrementado   su   uso   y   hoy   existen   en   EE.UU.   casi   3.000   agencias   certificadas   que proporcionan   cuidados   de   rango   hospitalario   en   el   domicilio.   En   Europa,   la   hospitalización   a   domicilio   se   inicia en   1951   en   el   Hospital   Tenon   de   París   con   el   nombre   de   hôpitalisation   à   domicile;   posteriormente,      en   1957   se creó   en   esta   misma   ciudad   el   Santé   Service,   una   organización   no   gubernamental   sin   ánimo   de   lucro,   que   en   la actualidad   sigue   prestando   asistencia   sociosanitaria   a   pacientes   crónicos   y   terminales. A   partir   de   finales   de   los años   sesenta   se   ha   ido   implantando   en   diversos   países   con   diferentes   nombres:   hospital   care   at   home   u hospital    at    home    en    Gran    Bretaña,    hôpital    extra-mural    en    Canadá,    hospital    based    at    home    en    Suecia, trattamento a domicilio u ospedalizzazione a domicilio en Italia y haüslische krankenpflege en Alemania. La   primera   Unidad   de   Hospitalización   a   Domicilio   en   España      se   creó   en   el   año   1981   en   el   Hospital   Universitario Gregorio   Marañón   de   Madrid.   Desde   entonces,   poco   a   poco   han   ido   apareciendo   nuevas   unidades   en   el   resto del   territorio   español   existiendo   en   la   actualidad   más   de   90   unidades.   En   Canarias,   disponemos   de   Unidades   de Had en los cuatro hospitales universitarios (dos en Gran Canaria y dos en Tenerife). En   ocasiones,   las   Unidades   de   HaD   han   asumido   también   la   realización   de   Cuidados   Paliativos   en   domicilio.   En otros   casos   como   en   el   H.   Universitario   de   Gran   Canaria   Dr.   Negrín   (HUGCDN)   o   el   Complejo   Hospitalario Universitario   Insular   Materno   Infantil   (CHUIMI)   existen   dos   Unidades   diferentes,   la   Unidad   de   HaD   y   la   Unidad de Medicina Paliativa. Las    ventajas    descritas    en    esta    modalidad    asistencial    son    múltiples:    mayor    satisfacción,    participación    e implicación   del   paciente   y   de   su   familia   en   los   cuidados   médicos,   mejor   evolución   de   la   enfermedad,   mayor humanización   de   la   asistencia,   disminución   de   casos   de   dependencia   del   hospital   (hospitalismo),   desaparición de   las   infecciones   intrahospitalarias   e   incluso   disminución   de   la   frecuencia   de   las   visitas   a   los   Servicio   de Urgencias   y   de   los   ingresos   inadecuados.   Además,   hay   estudios   que   objetivan   una   reducción   de   los   costes cuando el paciente es tratado en un régimen de hospitalización domiciliaria. Aunque   esta   modalidad   asistencial   es   de   reciente   introducción,   ya   disponemos   de   estudios   científicos   acerca   de su   utilidad.   Así,   la   hospitalización   domiciliaria   ha   demostrado   ser   eficaz   en   el   tratamiento   de   la   insuficiencia cardíaca   crónica,   de   los   accidentes   vasculares   cerebrales   –   como   es   el   caso   de   la   película,   durante   el   período postoperatorio,   en   la   alimentación   parenteral   domiciliaria   y   en   el   tratamiento   de   infecciones   en   los   pacientes   con el sistema inmunológico deprimido. Los   criterios   para   poder   ingresar   en   una   Unidad   de   HaD   son   entre   otros   los   siguientes:   1.   Voluntariedad   por parte   del   paciente;   2.   Vivir   en   las   proximidades   del   Hospital   (núcleo   urbano   y   alrededores   -   depende   de   las Unidades);   3.   Condiciones   mínimas   de   habitabilidad   de   la   vivienda   para   que   el   paciente   pueda   ser   tratado   de forma   adecuada   y   digna   en   el   domicilio;   4.   Necesidad   de   un   cuidador   principal;   5. Transitoriedad   de   los   procesos atendidos   (el   periodo   de   asistencia   en   domicilio   es   de   7-10   días);   6.   Relación   estrecha   con   los   Servicios   del Hospital   que   remiten   al   paciente   a   la   Unidad   de   HaD;   7.   Prestaciones   comparables   a   las   prestadas   por   los distintos Servicios del Hospital. Por Belén Alonso, Médico Internista.
Cartél Oficial de la película.
Por BELÉN ALONSO, Médico Internista.
Ir al listado de Películas Ir al listado de Películas