¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD RENAL Y POR QUÉ DEBES CONOCERLA?
LA ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA VOLVER VOLVER
Nuestros    riñones    son    los    órganos    responsables    de    eliminar    los desechos   de   nuestro   cuerpo .   Los   productos   de   desecho   provienen del normal metabolismo de los alimentos que ingerimos. Los   riñones   también   regulan   la   cantidad   de   sal   que   se   excreta   con   la orina    (lo    cual    es    muy    importante    para    prevenir    la    acumulación    de líquidos   en   el   cuerpo)   y   mantienen   la   concentración   sanguínea   normal de   muchos   minerales.   Mediante   el   control   del   agua   del   organismo,   del sodio    y    hormonas    como    la    Renina-Angiotensina-Aldosterona    los riñones colaboran en la regulación de la tensión arterial .
Por D. Pedro Martín Pérez. Médico de Familia y Comunitaria.
VOLVER VOLVER
Los    riñones    también    son    responsables    de eliminar        los        subproductos        de        los medicamentos   que   tomamos,   evitando   así   que se acumulen en la sangre. Además     de     estas     funciones,     los     riñones también         producen         varias         hormonas importantes   para   la   salud,   como   la   vitamina   D y   la   eritropoyetina   (hormona   que   controla   la producción    de    glóbulos    rojos    en    la    médula ósea). Si   alguna   enfermedad   altera   estas   funciones renales,   nuestros   cuerpos   sufrirán   importantes repercusiones         viéndose         debilitado         y empeorando     nuestra     calidad     de     vida,     y aumentando    nuestra    probabilidad    de    muerte de forma significativa. Hay       procesos       agudos       que       reducen, temporalmente,    la    función    del    riñón,    cuando esta    reducción    de    la    función    se    produce durante,    al    menos,    3    meses    hablaremos    de Enfermedad Renal Crónica (ERC). Una     consecuencia     directa     de     tener     una insuficiencia   renal,   es   que   siempre   se   debe   de advertir   este   hecho   cuando   nos   van   a   recetar   un   medicamento,   bien   porque   puede   que   empeore   la   función   renal (antinflamatorios,   algunos   antibióticos   etc.)   o   bien   porque   las   dosis   habituales   tienen   que   ajustarse   al   grado   de insuficiencia renal (por lo general se necesita menos dosis de medicamento). ¿QUÉ CAUSAS PRODUCEN AFECTACIÓN DE NUESTROS RIÑONES? A     medida     que     una     persona     envejece     mayor     es     la probabilidad   de   padecer   ERC   en   algún   grado.   Afecta   algo más   a   las   mujeres   que   a   los   hombres   y   se   estima   que   entre los   65   y   75   años   más   de   un   20%   de   las   personas   padece algún grado de ERC. La   hipertensión   arterial   (HTA)   y   la   diabetes   se   consideran las   principales   causas   de   la   ERC.   La   HTA   está   en   el   origen de   más   del   25%   de   los   casos   de   ERC   y   la   diabetes   es responsable de más del 30% de los casos. Además   de   la   HTA   y   la   diabetes   hay   otras   causas   menos frecuentes    de    ERC    como    la    glomerulonefritis    que    se produce   por   una   inflamación   renal,   la   pielonefritis   o   infección   renal,   la   litiasis   renal   o   presencia   de   cálculos   renales, la   enfermedad   renal   poliquística,   el   desarrollo   anómalo   de   los   riñones,   enfermedades   autoinmunes   tales   como   el lupus   eritematoso   y   la   utilización   de   medicamentos   nefrotóxicos,   entre   los   que   se   encuentran   algunos   de   consumo habitual    como    las    antiinflamatorios    denominados   AINES    (antiinflamatorios    no    esteroideos),    entre    los    que    se encuentran fármacos tan habituales como aspirina, ibuprofeno, fenilbutazonas o diclofenacos, entre otros. ¿CÓMO PUEDO SABER SI TENGO UNA ENFERMEDAD RENAL? La    ERC    suele    pasar    sin    causar    síntomas    evidentes    durante bastante    tiempo,    de    manera    que    cuando    se    diagnostica    el paciente   puede   haber   estado   con   ella   desde   hace   tiempo.   Pero gracias     a     los     actuales     análisis     de     sangre     y     orina     este diagnóstico es más fácil y rápido que hace años.  En   el   análisis   de   sangre    podemos   detectar   un   aumento   de   la urea   por   encima   de   40   mg/dl.   Un   aumento   de   la   creatinina   por encima   de   1,2   mg/dl.   O   valorar   la   tasa   de   filtración   glomerular (TFG)    es    una    prueba    que    estima    cuán    bien    funcionan    sus riñones   para   determinar   su   fase   de   la   enfermedad   renal   crónica. La   TFG   se   calcula   aproximadamente   a   partir   de   los   resultados de   tus   análisis   de   sangre   de   la   cantidad   de   creatinina   y   usando otros   datos   como   la   edad,   el   peso,   el   tamaño   corporal   y   el   sexo. Un   deterioro   del   filtrado   glomerular   por   debajo   de   60   ml/min/1.73 m2.   En   fases   más   avanzadas   podemos   observar   una   disminución   de   los   niveles   de   hemoglobina,   hematocrito,   sodio y   calcio ,   y   un   incremento   del   fósforo,   potasio   y   magnesio ,   así   como   de   la   hormona   paratiroidea   (PTH)    y disminución de la hormona eritropoyetina . En   el   análisis   de   orina    podremos   obtener   datos   como   la   presencia   de   sangre ,   de microcristales ,    proteínas ,    células ,    y    realizar    una    determinación    del    índice    (o cociente)   albúmina/creatinina    (que   mide   el   nivel   de   un   tipo   de   proteína,   llamada albúmina, en la orina, normal hasta 30 mg/g. También   es   de   utilidad   la   recogida   de   orina   de   24   h   para   una   determinación   más exacta y con valor diagnóstico y pronóstico de algunas proteínas e iones. ¿QUÉ TRATAMIENTO REQUIERE UNA PERSONA CON ERC? El tratamiento va a depender del grado de enfermedad renal crónica. En estadios iniciales es importante: Controlar la presión arterial. Supervisar el azúcar, sobre todo, en las personas con diabetes Reducir el peso. Controlar los niveles de lípidos en sangre. Tratamiento   dietético   y   nutricional   adecuado   vigilando   la   ingesta   de   proteínas,   sal,   líquidos,   potasio   y   fósforo para evitar sobrecargar la función deteriorada del riñón. Si   la   enfermedad   progresa   y   alcanza   la   situación   de   insuficiencia   renal   terminal   o   estadio   5   se   debe   plantear   un tratamiento sustitutivo: trasplante renal o diálisis , o bien, optar por un tratamiento médico conservador.   8 claves para reducir el riesgo de padecer una enfermedad renal crónica 1 . MANTENERSE EN FORMA Y ACTIVO. 2 . LLEVAR UNA DIETA SALUDABLE Y CONTROLAR SU PESO. 3 . CONTROLAR REGULARMENTE EL NIVEL DE AZÚCAR EN SANGRE. 4 . CONTROLAR SU PRESIÓN ARTERIAL. 5 . BEBER ABUNDANTE LÍQUIDO. 6 . NO FUMAR. 7 . NO TOMAR MEDICAMENTOS QUE DAÑEN TUS RIÑONES. 8 . CHEQUEAR SU FUNCIÓN RENAL SI TIENE UNO O MÁS DE LOS SIGUIENTES FACTORES DE RIESGO: Diabetes Hipertensión Obesidad Usted o un miembro de su familia sufre de enfermedad renal
HIPERTENSIÓN ARTERIAL
EL POTASIO
RIESGO CARDIOVASCULAR
Diseño web por
Información
Eres el visitante