El   ácido   úrico    es   un   compuesto   orgánico   formado   tras   la   degradación   de   otras   moléculas   que   se   llaman   purinas. Las   purinas   son   componentes   clave   de   los   sistemas   de   energía   de   las   células   y,   junto   con   las   pirimidinas,   de producción   de   RNA   y   DNA   (moléculas   encargadas   del   material   genético).   Por   tanto,   sin   las   purinas   no   sería   posible la   vida.   Pero   cuando   una   persona   tiene   el   ácido   úrico   alto   (hiperuricemia)   y   necesita   bajar   sus   niveles,   debe seguir una dieta pobre en purinas .
Hiperuricemia y gota VOLVER VOLVER
La   gota   es   una   enfermedad   producida   por   una   acumulación   de   cristales   de urato   monosódico   (sal   derivada   del   ácido   úrico)   en   distintas   partes   del   cuerpo, sobre todo en las articulaciones, tejidos blandos y riñones. El   factor   fundamental   que   causa   la   gota   es   la   hiperuricemia   (elevación   de   los niveles   de   ácido   úrico   en   sangre).   Se   estima   que   en   España   el   7%   de   las personas padecen hiperuricemia.
Por D. Pedro Martín Pérez. Médico de Familia y Comunitaria.
VOLVER VOLVER
¿Por qué se produce la hiperuricemia? La   hiperuricemia   puede   deberse   a   un   aumento   excesivo   de   la   formación   de   ácido   úrico   o   bien   a   una   disminución   de la eliminación renal de ácido úrico. Dentro   de   estas   dos   posibilidades   tenemos   algunas   enfermedades   de   origen   genético,   pero   otras   son   secundarias a otras entidades clínicas. Entonces podemos hablar de hiperuricemias: 1 . Primarias .   Se   refiere   a   las   enfermedades   de   carácter   genético   o   cuando   no   se   identifica   una   causa   que explique el aumento de la concentración sérica de uratos. Esto ocurre en más del 90% de los casos. 2 . Secundarias .   La   alteración   del   metabolismo   de   las   purinas   se   produce   en   el   contexto   de   otra   entidad   clínica capaz   de   explicar   la   hiperuricemia.   Entre   éstas   destacan   las   enfermedades   hematológicas   y   neoplásicas,   la psoriasis,   aumento   de   la   ingesta   de   purinas   en   nuestra   dieta,   situaciones   que   promueven   un   aumento   del catabolismo   o   disminución   de   la   síntesis   de   ATP   (la   molécula   de   la   energía)   y   la   administración   de   fármacos como   salicilatos   en   dosis   bajas   o   citostáticos   (medicamentos   ampliamente   utilizado   en   el   tratamiento   del cáncer). También las alteraciones renales pueden producir hiperuricemia. Prevenir   la   hiperuricemia   y   la   gota   pasa   por   seguir   un   buen   estilo   de   vida,   y   eso   incluye   seguir   en   nuestro   día   a   día una alimentación saludable. ¿Cómo sé si tengo hiperuricemia? Cuando   se   superan   los   niveles   de   ácido   úrico   normales   que   son   entre   2,4    y   6,0   mg/dL   (para   mujeres)   y   entre   3,4    y 7,0 mg/dL (para los hombres) , aunque estos rangos pueden variar según el laboratorio. ¿Qué síntomas produce la hiperuricemia? En    la    mayoría    de    las    personas    con    hiperuricemia    no    se presentan síntomas. Si   los   cristales   del   ácido   úrico   se   depositan   en   una   de   tus articulaciones,   podrás   notar   una   inflamación   muy   dolorosa   de las   mismas   (enfermedad   llamada   " artritis   gotosa   o   gota "). Sólo   un   5%   de   los   individuos   hiperuricémicos   llegan   a   padecer gota,   aunque   este   porcentaje   se   incrementa   en   función   de   la concentración   en   sangre   de   ácido   úrico.   Es   cuatro   veces   más frecuente    en    el    hombre    que    en    la    mujer.    En    las    mujeres aparece    tras    la    menopausia.    La    mayoría    de    los    pacientes sufren   un   segundo   episodio   de   artritis   entre   los   6   y   24   meses siguientes al primer episodio. También   es   frecuente   que   dé   lugar   a   problemas   renales (causados   por   depósitos   de   ácido   úrico   en   el   riñón   o   por   la formación de cálculos renales) o problemas al orinar. Hay   que   tener   en   cuenta   también   que   la   hiperuricemia   y   la gota    se    asocian    con    diversas    entidades    metabólicas    y vasculares,     incluyendo     obesidad,     hipertensión     arterial, dislipemia,   resistencia   a   la   insulina,   diabetes   mellitus,   litiasis renal,    insuficiencia    renal,    arteriosclerosis    y    enfermedades cardiovasculares. ¿Cuál es el tratamiento más adecuado? En   el   caso   de   la   gota,   los   pacientes   suelen   requerir   un   tratamiento   basado   en   antiinflamatorios   o   colchicina   (y   en algunos   casos   corticoesteroides )   durante   el   ataque   agudo   de   gota.   Posteriormente   al   mismo   será   necesario   un tratamiento   con   otra   medicación   que   evitan   la   producción   de   ácido   úrico   como   el   alopurinol   o   febuxostat .   O medicamentos    que    mejoran    la    capacidad    de    los    riñones    para    eliminar    el    ácido    úrico    del    cuerpo,    son    los denominados « uricosúricos », como el probenecid o el lesinurad . Aparte   de   estos   medicamentos   también   es   muy   importante   que   los   pacientes   mantengan   un   buen   estilo   de   vida   con una alimentación saludable y una dieta pobre en purinas.
¿Qué dieta puede hacer para mantener bajo el ácido úrico? Pincha aquí y descúbrelo.
Diseño web por
Información
Eres el visitante