PARABENOS: todo lo que debes saber VOLVER VOLVER
Cada    vez    son    más    los    hombres    y    mujeres    que    deciden    utilizar diferentes   productos   como   cremas,   geles   o   lociones   para   cuidar   su piel.    Sin    embargo,    en    muchas    ocasiones    desconocemos    qué    es exactamente lo que estamos aplicando sobre nuestro cuerpo. Los   parabenos   tienen   actividad   antimicrobiana   y   antifúngica   por eso     se     usan     como     conservantes,     aumentando     el     período     de utilización y seguridad.
Fuentes: OCU, AEDV y dimetilsulfuro.es. Por D. Pedro Martín Pérez. Médico de Familia y Comunitaria.
VOLVER VOLVER
Los   parabenos   han   sido   utilizados   desde   hace   más   de   70   años   en   la   industria   de   cosméticos .   Se   usan   en productos   de   higiene,   cuidado   de   la   piel,   maquillajes,   cremas   depilatorias,   fotoprotectores,   pastas   de   dientes, desodorantes, lociones para el afeitado, polvos, jabones, pintalabios y colorantes del pelo. Pero   los   parabenos   no   sólo   se   usan   en   cosmética,   también en      la      industria      farmacéutica      (cremas,      pomadas, supositorios,   cremas   barreras,   soluciones   inyectables,   gotas nasales     y     oculares,     aerosoles     y     jarabes     para     la     tos, anticonceptivos,   …),   y   en   alimentos   y   bebidas   (especias, latas    de    pescado,    jamón,    jugos    de    frutas,    mermeladas, huevas   de   pescado,   caviar,   preparaciones   a   base   de   leche, salsas,     fiambres,     gelatinas,     pastelería,     helados),     textil, pegamentos, aceites y ceras. En   los   últimos   años   ha   habido   algunos   rumores   sobre   los parabenos   acusándolos   de   alterar   el   equilibrio   hormonal   y   vinculándolos,   incluso,   con   algunos   tipos   de   cáncer,   cosa que   no   se   ha   podido   demostrar.   Aunque   sí   son   moléculas   activas   desde   un   punto   de   vista   biológico   por   lo   que pueden   producir   sensibilización,   y   al   estar   muy   extendido   su   uso   el   grado   de   exposición   a   ellos   es   muy   alto,   por   lo que   pueden   dar   lugar   a   dermatitis   de   contacto   alérgica   con   enrojecimiento,   picor,   inflamación,   tirantez   o   sequedad. Por   tanto,   si   algún   tipo   de   piel   debería   prescindir   especialmente   de   este   ingrediente   son   las   pieles   con predisposición   a   la   inflamación   como   personas   con   psoriasis,   las   atópicas,   con   rosácea   y   pieles   sensibles en general . Algunos se pueden usar... con restricciones Hay     diferencias     respecto     a     la     seguridad     de     los     muchos compuestos   que   forman   esta   familia,   según   los   datos   que   se tienen   sobre   ellos.   Los   admitidos   por   la   legislación   de   cosméticos en Europa son: Methylparaben     y     ethylparaben:      no     son     motivo     de preocupación   si   se   usan   en   las   concentraciones   permitidas. Son    seguros    y    eficientes    conservantes .    Aparecerán    al final   de   la   lista   de   ingredientes   del   cosmético   (significa   que están   presentes   en   baja   cantidad).   Estos   conservantes   deben   encontrarse   en   un   máximo   del   0,4   %    de concentración en un producto (o el 0,8 % si son mezclados). Butylparaben   y   proylparaben:    aunque   su   concentración   suele   ser   baja,   el   Comité   Científico   de   Seguridad   de los    Consumidores    de    la    Comisión    Europea,    ha    recomendado    reducir    su    límite    legal.    Recientemente    la Comisión   Europea   ha   limitado   el   uso   de   estos   parabenes   al   0.14%,   ya   sea   cuando   se   utilizan   solos   o mezclados . Además   se   prohíben   en   productos   destinados   a   la   zona   del   pañal   para   menores   de   3   años,   como las   cremas   del   culito   del   bebe,   ya   que   la   piel   de   la   zona   del   pañal   puede   estar   dañada   o   irritada,   lo   que aumentaría el riesgo de absorción de estas sustancias. Desde   OCU,   además,   se   piensa   que   por   precaución   se   eviten   butylparaben   y   propylparaben    en   productos que   permanecen   sobre   la   piel   (cremas   y   lociones   corporales)   durante   varias   horas,   así   como   en   niños   menores de 3 años y embarazadas. Otros hay que evitarlos La   Unión   Europea   prohibió   en   2014   los   parabenes    isopropylparaben   e   isobutylparaben ,   y   otros   como   el phenylparaben,    benzylparaben    o    pentylparaben    (en    realidad    muy    poco    utilizados).    Se    considera    que    no    hay suficiente   información   sobre   sus   riesgos   por   lo   que   no   es   posible   evaluar   su   seguridad   y,   por   tanto,   no   deben   ser utilizados. Las   personas   alérgicas   a   la   aspirina    también   pueden   ser   sensibles   a   los   parabenos.   Así   que   no   estaría   de   más evitarlos unas semanas y ver si se nota una mejoría. La    alternativa    a    los    productos    con    parabenos     es    buscar productos     con     las     etiquetas     paraben     free ”     o     libre     de parabenos ”.   Si   decides   comprar   estos   productos   intenta   guardar los   productos   evitando   la   luz   directa,   las   temperaturas   muy   altas o muy bajas y cerrando bien el producto después de usarlo. En    productos    no    cosméticos    hay    que    tener    en    cuenta    los sinónimos   que   pueden   usarse   para   referirse   a   los   parabenos   y productos   relacionados,   como   las   sustancias   derivadas   del   ácido para-aminobenzoico (PABA) . Para   evitar   su   exposición ,   ya   que   ha   demostrado   ligeras   tasas   de   alergia,   la Academia   Española   de   Dermatología y Venerología (AEDV) recomienda: Utilizar   sólo   los   cosméticos   y   medicamentos    convenientemente   etiquetados   en   los   que   no   figuren   entre   sus ingredientes los parabenos, ni ninguno de sus sinónimos o productos relacionados. La ingesta de alimentos que contienen parabeno s no acostumbra a ocasionar problemas. Evitar   el   uso   de   cremas   protectoras   del   sol   que   contengan   PABA,   ya   que   podrían   producirle   reacciones   de hipersensibilidad. Si   la   alergia   es   de   origen   ocupacional,   solicitar   información   a   los   responsables   de   su   empresa   sobre   los materiales que puedan contener parabenos. Evitar el contacto y protegerse de forma adecuada. IMPORTANTE : La   idea   importante   es   que   si   un   producto   cosmético   lleva   o   no   parabenos   no   es   indicativo   de   seguridad ,   y dado   que   los   conservantes   son   indispensables   para   que   un   producto   cosmético   sea   seguro,   llevará   otro conservante en su lugar.  Que los productos sin parabenos no por ello son mejores  que los que sí los llevan. Que como en todo, hay calidades, pero los parabenos no hacen que un cosmético la gane o la pierda.
Diseño web por
Información
Eres el visitante