¿Qué síntomas produce? A parte de esta curvatura del pene  durante la erección, el paciente también puede presentar: Dolor del pene durante la erección. Se    puede    dificultar    la    penetración     por esta curvatura. Acortamiento o estrechamiento del pene. Impotencia    o    descenso    de    la    erección   (que    puede    llegar    hasta    el    50%    de    los pacientes). Y,      en      muchos      pacientes,      problemas psicológicos      como     ansiedad     por     esta repercusión en su vida sexual.   ¿Quién puede presentar esta enfermedad? La   enfermedad   afecta   fundamentalmente   a   hombres   de   entre   40   y   60   años ,   con   un   pico   de   incidencia   alrededor de   los   50   años,   y   aumenta   con   la   edad.   Se   estima   que   aproximadamente   un   5%   de   los   hombres   mayores   de   50 años desarrollarán la enfermedad. ¿Qué tratamiento es el más adecuado? Los   pacientes   con   un   corto   período   de   enfermedad   (12-18   meses),   que   refieren   dolor   o   cambios   recientes   en   la deformidad   del   pene   suelen   estar   en   una   fase   inflamatoria   activa    y   no   son   candidatos   a   cirugía.   Estos   pacientes pueden   beneficiarse   de   tratamiento   médico ,   aunque   ningún   medicamento   oral   ha   logrado   una   eficacia   significativa a largo plazo. El   objetivo   de   la   terapia   médica   es   acortar   esta   fase   aguda   y   se   pretende   la   desaparición   del   dolor,   corregir   la deformidad   y   disminuir   el   tamaño   de   la   placa.   El   dolor,   como   síntoma   aislado   en   la   enfermedad   activa,   puede   ser tratado con antiinflamatorios. La   inyección   de   fármacos   dentro   de   la   placa   del   pene    representa   otra   opción   de tratamiento, siempre que no exista calcificación de la placa.   Los  tratamientos tópicos  son otra forma de tratamiento para esta enfemedad. Los   dispositivos   de   tracción    son   una alternativa   no   farmacológica.   Provocan una   tracción   continua   en   la   contractura de     Peyronie     y     así     conseguir     una reducción   de   la   curvatura,   un   aumento en   la   longitud   del   pene,   y   una   mejoría en    la    función    eréctil    y    del    dolor.    Se reduce   la   necesidad   de   cirugía   en   un 40%   de   estos   pacientes.   En   ocasiones se    combina    la    terapia    de    tracción    con    otros    tratamientos,    como    la inyección intralesional.  Los   dispositivos   de   vacío   se   basan   en   los   mismos   principios   que   los sistemas   de   tracción,   mejoran   el   dolor,   aumentan   la   longitud   del   pene   en un   promedio   de   0,5   cm   y   reducen   la   curvatura   en   la   mayoría   de   los hombres.   En    el    caso    de    la    enfermedad    de    Peyronie ,    también    se    emplea    la terapia por ondas de choque radiales. Aquellos   pacientes   con   enfermedad   estable    (cuando   han   transcurrido   al   menos   12   meses   desde   el   inicio   del proceso,   aunque   algunos   autores   sugieren   al   menos   3   meses   y   en   la   que   ya   no   hay   dolor   ni   progresión   de   la deformidad)   y   con   una   curvatura   peneana   que   les   impida   un   coito   satisfactorio   son   candidatos   a   su   derivación   para proponer tratamiento quirúrgico .   Es   importante   que   todo   paciente   que   se   vaya   a   someter   a   cirugía   de   su   incurvación   conozca   los   riesgos   específicos del   tratamiento   quirúrgico:   acortamiento   del   pene,   disfunción   eréctil,   entumecimiento   del   pene,   recidiva   de   la curvatura,    posibilidad    de    palpar    nudos    o    puntos    debajo    de    la    piel,    hipoestesias,    y    posibilidad    de    realizar circuncisión.   Es   necesario   evaluar   la   función   eréctil   previa   a   la   cirugía   y,   en   caso   de   presentarla,   valorar   su respuesta a fármacos
La enfermedad de Peyronie VOLVER VOLVER
Por D. Pedro Martín Pérez. Médico de Familia y Comunitaria.
VOLVER VOLVER
La     enfermedad     de     Peyronie      o induración    plástica    del    pene    es    un proceso   de   causa   desconocida   que ocurre   cuando   una   placa   (cicatriz)   se desarrolla   en   los   cuerpos   cavernosos y/o   en   la   túnica   albugínea   que   rodea a   estos   cuerpos   cavernosos.   La   zona donde   se   produce   la   cicatriz   (fibrosis) pierde   la   elasticidad,   por   lo   que   no   se estira   cuando   se   rellenan   los   cuerpos cavernosos   (erección)   y,   por   lo   tanto, el   pene   se   dobla   hacia   la   dirección de la cicatriz.
Diseño web por
Información
Eres el visitante