LA EDUCACION SEXUAL DE NUESTROS HIJOS VOLVER VOLVER
Muchos   padres   se   preguntan   cómo   pueden   dar   a   sus   hijos   una   buena educación   sexual    cuando   ellos   no   la   han   recibido. Abordar   este   tema   con los   niños   puede   resultar   complicado   y   es   necesario   encontrar   el   camino para poder hacerlo de forma natural. La   sexualidad   nos   acompaña   desde   que   nacemos   hasta   que   morimos   y   va cambiando   en   las   distintas   etapas   de   la   vida.   Al   tomar   conciencia   de   que está    presente    desde    el    nacimiento,    entendemos    la    importancia    de    la educación   sexual    en   la   infancia,   pues   la   sexualidad   infantil   será   la   base de la sexualidad adulta.
Por D. Daniel Cabanillas. Enfermero.
VOLVER VOLVER
Se   trata   de   un   aspecto   natural   de   todos   los   seres   humanos   y   una   función más   de   la   persona   como   comer,   caminar,   leer,   estudiar,   etc.   Y   como   tal, debe   de   ser   un   tema   que   se   trate   con   naturalidad,   honestidad   y   cariño   y formar parte del proceso educativo del niño  en sus distintas etapas. La   educación   sexual   no   es   únicamente   dar   información   sobre   los   órganos sexuales,    la    reproducción    o    los        métodos    anticonceptivos    sino    que también   es   hablar   de   comunicación ,   afectividad ,   responsabilidad   y placer . La información que debemos transmitir ha de corresponderse con su edad.

Las etapas más importantes que marcan su curiosidad por el sexo y las

preguntas que se suelen formular son las siguientes: 3 a 5 años Es   la   etapa   de   la   identificación   sexual    por   excelencia.   El   interés   por   su   cuerpo   y   por   las diferencias   entre   niños   y   niñas   centran   su   atención. Este   interés   se   manifiesta   en   juegos exploratorios   y   preguntas   como   ¿por   qué   María   no   tiene   colita?,   ¿de   dónde   vienen   los niños?.   Conviene   responder   de   forma   simple   y   sin   entrar   en   explicaciones.   "Los   niños vienen de la barriga de su mamá". 5 a 10 años Va   perdiendo   el   interés   por   su   cuerpo.   Busca   la compañía   de   los   niños   de   su   propio   sexo,   es   la etapa   de   “los   niños   con   los   niños   y   las   niñas con    las    niñas”        pero    querrá    profundizar    en    algunos    aspectos    y    sus preguntas   serán   más   complejas:   “si   los   niños   viene   de   la   barriga   de   mamá ¿cómo   han   llegado   hasta   ahí?”,      ¿De   dónde   salen   los   bebés? .   Es   el momento   de   darle   explicaciones   algo   más   complejas   cuando   formula   sus preguntas   y   de   crear   un   ambiente   de   confianza .   En   la   adolescencia,   los padres dejarán de ser los primeros informadores en esta materia y es importante preparar el terreno. 10 a 13 años Entran   en   la   etapa   preadolescente   y   empiezan   a   producirse   los   primeros   cambios   en   su   cuerpo.   Tendrán   muchas dudas   que   es   importante   aclarar   para   evitar   inseguridades .   Si   no   hacen      preguntas   debemos   ser   nosotros quienes   demos   el   primer   paso   para   dejar   claros   aspectos   como   la   menstruación ,   las   poluciones   nocturnas    y   los cambios   que   se   van   a   producir.   ¿Cómo   se   quedan   embarazadas   las   mujeres?,   ¿cuál   es   el   tamaño   normal   del pene?, ¿cuándo puedo tener novio? son algunas de las preguntas que habrá que responder en esta etapa. 13 en adelante Si   hemos   sido   capaces   de   crear   en   torno   al   sexo   un   clima   de   naturalidad   y   claridad ,   nuestro   hijo tendrá   la   suficiente   confianza,   en   esta   difícil   etapa   que   es   la   adolescencia,   para   hablar   de   temas importantes   como   el   uso   de   anticonceptivos,   las   enfermedades   de   transmisión   sexual   y   los embarazos no deseados . Algunos Consejos Nunca   es   demasiado   tarde   para   hablar   con   nuestros   hijos   sobre   sexualidad .   Los   padres   deben   ser   los educadores   principales   respecto   a   la   sexualidad.   Sin   embargo,   los   datos   muestran   que   la   mayoría   ha   omitido su    responsabilidad.    En    su    lugar,    suelen    ser    los    compañeros    y    los    medios    de    comunicación    las    fuentes principales      de      información      sobre      sexualidad      con      todos      los      riesgos      que      eso      conlleva.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                Hacemos    educación    sexual    continuamente ,    aunque    no seamos    conscientes    de    ello,    educamos    a    nuestros    hijos    a través     de     nuestros     pudores,     nuestras     caricias,     nuestros silencios u opiniones. Una   educación   sexual   de   calidad   debe   dirigirse   a   que   nuestros hijos   e   hijas   aprendan   a   conocerse,   aceptarse   y   a   expresar   su sexualidad de modo que sean felices . Hay    que    educar    siempre    desde    lo    positivo     y    no    de    lo negativo, fomentando su autoestima . Trate    de    encontrar    oportunidades    para    enseñar ”.    Utilice programas de televisión, libros, tareas escolares, etc. No   espere   a   que   su   hijo   o   hija   le   haga   preguntas   a   usted;   muchos   niños   nunca   preguntan .   Usted   necesita decidir lo que a usted le importa que él o ella sepan. Recuerde que es normal sentirse incómodo  cuando tratamos estos temas. Cualquier   padre   o   madre   está   capacitado   para   educar   en   sexualidad   a   sus   hijos   pero a    veces    es    necesario    saber    que    existen    recursos    en nuestro   entorno    donde   acompañarles   o   derivarles   para que sean informados y/o atendidos. Conviene    dejarles    claro    que    con    nosotros    se    puede hablar de sexualidad  y que estamos dispuestos a hacerlo. Respetar     el    pudor,    los    secretos    de    nuestro    hijo    y    sus silencios. No hacer juicios de valor . Intentar comprenderlos para saber interpretar. Recuerde   que   le   está   diciendo   a   su   hijo   que   a   usted   le   importan   su   felicidad   y bienestar .
HISTORIA DEL CONDÓN
CONSEJOS SALUD SEXUAL
LA LACTANCIA MATERNA
Diseño web por
Información
Eres el visitante