LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL
La    mayoría    de    las    personas    con    presión    arterial    alta    no presentan síntomas y por eso no saben que la padecen . Una    de    cada    tres    personas    adultas    sufre    hipertensión arterial .
VOLVER VOLVER
Por D. Pedro Martín Pérez. Médico de Familia y Comunitaria.
Según    datos    de    la    Sociedad    Española    de    Hipertensión-Liga Española    para    la    Lucha    contra    la    Hipertensión   Arterial    (Seh- Lelha),   en   España   existen   más   de   14   millones   de   personas con    hipertensión .    De    esta    cantidad,    9,5    millones    no    están controlados y 4 millones están sin diagnosticar.
Esta   elevada   prevalencia   convierte   a   la   HTA   en   un   importante   problema   de   salud   pública   en   España   y,   junto   a   su   escasa tasa   de   control,   contribuye   a   casi   la   mitad   de   las   muertes   por   enfermedad   cerebrovascular,   la   primera   causa   de   defunción   y discapacidad   en   España,   y   a   una   parte   muy   importante   de   las   muertes   coronarias   y   por   insuficiencia   cardíaca,   renal,   etc., que sabemos que se pueden prevenir en gran medida con el adecuado control de la HTA. La   tensión   arterial   es   la   presión   que   la   sangre   hace   sobre   las   paredes   de   las   arterias.    La   tensión   arterial   se   mide   en milímetros de mercurio (mmHg) y tiene dos componentes: Tensión   sistólica:   Es   el   número   más   alto.   Representa   la   tensión   que   genera   el   corazón   cuando   bombea   la   sangre   al   resto del cuerpo. Tensión diastólica:  Es el número más bajo. Se refiere a la presión en los vasos sanguíneos entre los latidos del corazón.
Por   ejemplo,   una   persona   que   tenga   una   tensión   alta   de   120/80   mm   Hg,   significa   que   el   corazón   ejerce   una   presión   máxima de   120   mm   Hg   durante   la   sístole   o   fase   de   bombeo   del   corazón,   y   en   la   fase   diastólica   o   de   relleno,   tiene   una   presión   de   80 mm Hg. (La presión del corazón es la misma que la de todas las arterias del organismo). Por   tanto,   la   Tensión   Alta   o   Hipertensión   Arterial   (HTA)   es   un   término   que   se   refiere   al   hecho   de   que   la   sangre   viaja   por   las arterias a una presión mayor que la deseable para la salud. En general, existen 2 tipos de hipertensión arterial: La   Hipertensión   primaria ,   también   conocida   como   hipertensión   esencial ,   es   cuando   no   se   conoce   la   causa   de   la hipertensión,   representa   el   90-95%   de   todos   los   casos.   Se   ha   relacionado   con   una   serie   de   factores   que   suelen   estar presentes   en   la   mayoría   de   las   personas   que   la   sufren   como   la   herencia   genética,   el   sexo,   la   edad   y   la   raza   y   por   tanto poco   modificables,   o   de   otros   relacionados   con   el   estilo   de   vida   como   el   tabaquismo,   la   obesidad,   el   sedentarismo,   el consumo excesivo de alcohol, … La   Hipertensión   secundaria ,   es   aquella   que   surge   como   consecuencia   de   algún   otro   problema   de   salud   como   las enfermedades   endocrinas   o   las   del   riñón,   o   también   por   causa   de   medicamentos   como   los   anticonceptivos   orales,   el consumo crónico de antiinflamatorios o de corticoides orales, entre otros.
Aunque   en   algunas   personas   puede   producir   mareos,   dolor   de   cabeza,   rubor   en   la   cara   o   algún   otro   síntoma   inespecífico,   la mayoría   de   las   personas   con   presión   arterial   alta   no   presentan   síntomas .   La   única   manera   de   saber   si   tu   presión arterial   es   demasiado   elevada   es   que   sea   medida   por   ellos   se   la   conoce   como   el   asesino   silencioso,   porque   puede   conducir a   una   enfermedad   a   largo   plazo   por   las   complicaciones   que   produce   como   la   angina   o   el   infartode   miocardio,   la   insuficiencia cardíaca   congestiva,   el   accidente   cerebrovascular   (ictus),   la   insuficiencia   renal,   la   enfermedad   arterial   periférica   y   los aneurismas aórticos (debilitamiento de la pared de la aorta, lo que lleva al ensanchamiento o distensión de la aorta).
¿CÓMO PREVENIRLA?
El   mejor   tratamiento   de   la   hipertensión   es   una   buena   prevención   que   evite   su   aparición.   Para   ello   es   fundamental   seguir   un estilo de vida cardiosaludable y así disminuir el riesgo cardiovascular asociado a la misma.
SÍNTOMAS
Los pacientes que siguen un tratamiento antihipertensivo deben tener en cuenta estos consejos : Aunque la presión arterial se haya normalizado no hay que dejar de tomar la medicación nunca. Cumplir estrictamente el tratamiento e intentar mantener siempre el horario de ingesta de las pastillas . Consulta   con   tu   médico   si   el   tratamiento   no   obtiene   resultados,   ya   que   a   veces   es   necesario   asociar   varios   fármacos para   controlar   la   presión   arterial.    Revisa   también   la   dieta   por   si   algún   alimento   (por   ejemplo,   la   sal)   está   impidiendo el efecto antihipertensivo de la medicación. El tratamiento debe compatibilizarse siempre con el estilo de vida cardiosaludable . Vigila el resto de los factores de riesgo , ya que si no, tus buenas cifras de presión arterial no servirán de mucho.