SÍNDROME APNEA DEL SUEÑO
Según   la   Asociación   Española   del   Sueño   en   España   hay   más   de   dos   millones   de   personas   que   tienen   el   síndrome   de   apnea   o hipopnea   del   sueño,   aunque   se   estima   que   el   80%   de   los   casos   no   han   sido   diagnosticados.   Es   decir,   muchas   de   las   personas   que sufren este trastorno lo desconocen.
La apnea del sueño es un trastorno del sueño potencialmente grave, en el cual la respiración se detiene y recomienza repetidas veces.
La    apnea    obstructiva    del    sueño    se    produce    cuando    los    músculos    de    la    parte posterior   de   la   garganta   se   relajan.   Esto   provoca   que   las   vías   respiratorias   se cierren    total    o    parcialmente    al    inspirar,    esto    produce    disminución    del    nivel    de oxígeno   en   sangre,   el   cerebro   detecta   estas   alteraciones   y   hace   que   la   persona   se despierte   durante   un   breve   tiempo   para   que   se   vuelvan   a   abrir   las   vías   respiratorias. Estas   interrupciones   se   producen   con   tanta   frecuencia   que   afectan   la   capacidad   de alcanzar   las   fases   de   sueño   profundas.   Esto   hace   que   la   persona   que   se   despierte con    la    sensación    de    no    haber    descansado,    aun    cuando    no    recuerde    haberse despertado como tal por la noche y produciendo somnolencia durante el día.
¿Cómo se produce la apnea del sueño?
Junto   con   las   apneas   (paradas   de   la   respiración)   y   la   somonlencia   durante   el   día   (porque   no   descansan   bien)   otro   de   los   síntomas   más frecuentes son los ronquidos.
¿Qué síntomas produce la apnea del sueño?
Los   principales   factores   de   riesgo   para   padecer   la   enfermedad   son:   sexo   masculino , edad   mayor   de   40   años,   obesidad ,   cuello   ancho    (>40   cm)   y   disminución   del   cociente mentón/mandíbula, entre otras alteraciones de la anatomía craneofacial. Otros   factores   como   el   consumo   de   tabaco ,   alcohol   y   fármacos   con   efecto   sedante   e hipnótico ,   como   las   benzodiazepinas   y   barbitúricos ,   también   pueden   influir   en   la aparición   y   gravedad   de   la   enfermedad.   La   posición   de   decúbito   supino   es   un   factor   de riesgo para el SAHS posicional.
¿Cuáles son los factores de riesgo para padecer apnea del sueño?
Los   pacientes   con   síndrome   de   apnea   del   sueño   tienen   mayor   riesgo   de   padecer hipertensión   arterial   y   de   peor   control,   mayor   riesgo   de   cardiopatía   isquémica   (angina   o infartos   de   corazón),   insuficiencia   cardiaca,   arritmias   cardiacas,   ictus,   diabetes   mellitus tipo 2, aumento del ácido úrico y más riesgo de accidentes laborales o de tráfico.
¿Cuáles son las consecuencias de la apnea del sueño?
La   prueba   esencial   para   diagnosticar   la   apnea   del   sueño   es   la   polisomnografía.   Una   prueba   que   requiere   pasar   una   noche   en   un   centro   de sueño para poder registrar cómo duerme el paciente que estará conectado a unos aparatos que miden diversos aspectos del sueño.
¿Cómo se diagnostica?
Tratamiento    conservador:    es    muy    importante    que    los pacientes   pierdan   peso,   dejar   de   fumar,   una   correcta higiene     del     sueño,     realizar     deporte,     una     buena alimentación ,   etc.   En   otros   casos   se   usan   dispositivos intraorales :    son    prótesis    que    se    introducen    en    la    boca durante    el    sueño    para    mantener    la    mandíbula    hacia adelante y, de esta manera, las vías respiratorias abiertas.    En   muchos   casos   el   tratamiento   de   elección   es   la   CPAP , recomendado   en   casi   la   totalidad   de   los   pacientes.   Este consiste   en   un   generador   de   presión   que   transmite   a través   de   una   mascarilla   nasal   una   presión   continua   a la vía aérea superior impidiendo que ésta se colapse .    La   cirugía   puede   ser   necesaria   en   algunos   casos:   algunas de   las   posibles   intervenciones   consisten   en   la   extracción   de tejido   sobrante   en   la   garganta,   la   corrección   de   problemas en   la   estructura   de   la   cara,   corrección   del   tabique   nasal   o extirpación   de   pólipos   a   ese   nivel,   la   resección   del   paladar blando o la extirpación de las amígdalas.
¿Cómo se trata la apnea del sueño?
Por Pedro J. Martín Pérez, MFyC, Z.B.S. Agüimes.
< Descarga aquí la Guía de la Apnea del Sueño.
VOLVER VOLVER GUÍA para Pacientes usuarios de CPAP
Diseño web por
Información
Eres el visitante